LA CONTROVERTIDA SENTENCIA DEL PADRE FUMADOR QUE PERDIÓ LA CUSTODIA DE SU HIJO

La reciente Sentencia de la Audiencia Provincial de Córdoba en la que los magistrados han denegado la custodia compartida, impuesta en primera instancia por la adicción al tabaco del padre abrió el debate, pues justifican tal decisión en el ambiente cargado de humo del domicilio familiar del padre, definido como fumador patológico.

La Sentencia señala que el tabaquismo del padre pone en situación de peligro la salud de los menores de forma absolutamente irresponsable y sin mirar a otra cosa que no sea a su adicción, siendo que la resolución judicial ha de atender lo mejor posible al interés de los menores, pues es el suyo, no el de los padres, el que ha de ser tenido en cuenta.

El tribunal entiende que concurren razones que permiten excluir como solución adecuada la custodia compartida acordada y atribuye a la madre en exclusiva la guardia y custodia de los menores y establece para el padre un régimen de visitas alterno, así como una pensión de alimentos en favor de los menores.

Se trata de una fundamentación jurídica novedosa, pues introduce en el ámbito doméstico una protección contra el tabaco hacia los menores que, como recalca la Sentencia, también se da en espacios públicos, como colegios o parques.

En definitiva, del contenido de la Sentencia se extrae que el consumo de tabaco en sí no es determinante para la atribución de la custodia, pero sí la entidad del mismo, y si este puede llegar a afectar a la salud de los menores. El interés superior del menor es aplicable a todo aquello que le afecte directamente, sin ser necesario que la conducta de quien le afecte sea ilegal o delictiva.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies